Diferencias entre los impuestos directos e indirectos

¿Conoces los distintos tipos de impuestos que existen en México? Por lo general, hacemos el pago de nuestras contribuciones sin estar del todo ciertos con respecto a su razón de ser. Sin embargo, es importante que no solamente seamos buenos ciudadanos y cumplamos a ciegas con nuestras obligaciones tributarias, sino que debemos empezar a familiarizarnos con la naturaleza de los diversos gravámenes: cuáles son, para qué sirven y cómo se aplican.

Uno de los principales criterios, el cual engloba a los impuestos más importantes que pagamos, es la clasificación en impuestos directos e indirectos. ¿Sabes de qué se tratan y cuáles son, respectivamente? Repasemos los aspectos más importantes de éstos.

Cómo se clasifican los impuestos

Existen diversas clasificaciones de impuestos vigentes en México, obedeciendo a categorías como el nivel de gobierno (federal, estatal y municipal), las finalidades (fiscales y extrafiscales) o las tasas aplicables (fijos, proporcionales, progresivos y regresivos), entre otros.

Así, por ejemplo, hay impuestos generales, específicos y especiales, cuya definición queda bastante clara al enunciarlos. También podemos hablar de los impuestos objetivos y subjetivos, siendo los primeros aquellos que no toman en cuenta la situación económica del contribuyente mientras que los segundos, en contraparte, sí lo hacen.

Hoy nos interesa conocer los tipos de gravamen directo e indirecto y cómo se efectúa su cobro por parte de las autoridades.

¿Qué son los impuestos directos?

Como su nombre lo indica, los impuestos directos gravan de forma directa los ingresos o el patrimonio del ciudadano claramente identificado. Debido a que no existen intermediarios entre quien paga y la autoridad hacendaria, se dice que el impuesto alcanza directamente al contribuyente.

Con esto queremos decir que, a diferencia de los indirectos en que el cobro se realiza a un público masivo anónimo, en el tipo directo la obligación recae en una persona sin que ésta pueda trasladarlos a otra.

¿Qué son los impuestos indirectos?

En tanto, los impuestos indirectos son aquellos que no gravan de manera directa a quien absorbe el costo del tributo, de manera que sí pueden trasladarse. Es decir, en este caso sí existe un intermediario entre el pagador y la administración tributaria.

Con el impuesto indirecto no se grava a la persona sino a los bienes y servicios que se consumen. Así, al adquirir un producto gravado, el consumidor está pagando de forma indirecta el impuesto.

Cómo se pagan los impuestos directos e indirectos

El mejor ejemplo para dejar claro cómo se pagan los impuestos directos e indirectos es comparar el ISR y el IVA, los principales impuestos de cada clasificación, respectivamente.

Por un lado, el Impuesto Sobre la Renta, que es de tipo directo porque grava las fuentes de riqueza, es un tributo que se aplica a todas las personas que hayan obtenido ingresos (exceptuando donaciones y herencias).

Por su parte, el Impuesto al Valor Agregado, es un tipo de gravamen indirecto que se cobra a través de una tercera persona y termina alcanzando al consumidor final ya que se aplica en la mayoría de productos que puedes comprar.

Condiciones para el cumplimiento de impuestos

Ahora bien, el pago de todas las contribuciones a los que estamos sujetos depende de factores como los anteriormente enunciados y principalmente obedece al tipo de contribuyente que seas: persona física o moral, además del tipo de actividad que realizas para saber en qué régimen te encuentras. Así que primeramente debes tener muy claro en qué régimen fiscal te sitúas, pues de tu personalidad como contribuyente también dependerá el pago de tus impuestos.

Principales regímenes fiscales:

  • Régimen de Asalariados
  • Régimen de Honorarios
  • Régimen de Actividades Empresariales
  • Régimen de Incorporación Fiscal
  • Régimen de Arrendatarios

Diferencias entre los impuestos directos e indirectos

Una vez que conoces qué tipo de contribuyente eres, es mucho más sencillo saber cuáles son los impuestos que debes pagar.

La principal diferencia entre los impuestos directos e indirectos radica en que los primeros son aquellos que gravan al ingreso, la riqueza, el capital o el patrimonio y que afectan en forma directa al sujeto del impuesto; en tanto, los segundos recaen sobre los gastos de producción y consumo.

Otros aspectos que diferencian ambos tipos de impuestos son:

  1. Patrimonio VS consumo: el impuesto directo lo paga quien tiene o posee algo, mientras que el indirecto lo paga quien consume o hace algo.
  2. Traslación: en el impuesto directo es imposible trasladarlo, mientras en el indirecto es indispensable que se traslade al consumidor final.
  3. Alcance: los directos dejan de gravar a un gran sector social y los indirectos gravan a todo el sector poblacional (incluso extranjeros).
  4. Obligatoriedad: el impuesto directo asegura al Estado una cierta renta conocida y manejada de antemano y el indirecto es voluntario en el sentido de que basta con no adquirir el bien para no pagar el impuesto.
  5. Temporalidad: en el tipo directo se requiere el pago en fecha determinado, en tanto que en el tipo indirecto el causante lo paga en el momento en el que es más cómodo para él.
  6. Uso emergente: los indirectos no tienen la misma fuerza que los directos en tiempos de crisis, pues crean déficit.
  7. Equidad: en tanto que con los directos se puede aplicar mejor una política de redistribución del ingreso, los indirectos recaen más sobre las clases pobres.
  8. Recaudación: los directos son poco elásticos y poco productivos, a diferencia de los indirectos, cuyos gastos de recaudación son muy elevados.
  9. Riqueza: mientras que los impuestos directos gravan la riqueza de las personas, los impuestos indirectos gravan el cómo se utiliza esta riqueza.
  10. Subclasificaciones: los impuestos directos se dividen en personales y reales, mientras que los indirectos se categorizan a su vez en impuestos sobre los actos e impuestos sobre el consumo.

Ejemplos de impuestos directos

Algunos de los principales impuestos directos son:

  1. Impuesto Sobre la Renta (ISR se aplica a las ganancias de personas físicas y morales).
  2. Impuestos al Patrimonio.
  3. Derechos de Exportación.
  4. Impuesto a la transferencia de dominio de bienes.
  5. Impuesto sobre Sociedades (entidades no sujetas al ISR).

Ejemplos de impuestos indirectos

Por lo que toca a los principales impuestos indirectos, podemos mencionar:

  1. Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  2. Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).
  3. Renta de Aduanas (impuesto que grava la entrada de mercancías en el territorio aduanero).
  4. Impuesto Suntuario (a los artículos de lujo).
  5. Impuesto sobre transmisiones patrimoniales onerosas.

¿Quieres saber más sobre asuntos fiscales?

Consulta nuestro blog de temas contables y fiscales, en el que te platicamos todo lo que necesitas saber para cumplir con todas las obligaciones y requisitos hacendarios como contribuyente.

 Además, puedes echar un vistazo a los videotutoriales que preparamos especialmente para ayudarte a conocer los principales mecanismos de los procesos de facturación electrónica.

Como cliente de Facturama, tienes también acceso a las asesorías en línea por parte de nuestros expertos, quienes te ayudarán a salir de toda duda. ¡Estamos para servirte!

Posted on: 10/11/2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OBTÉN TUS 15 FACTURAS GRATIS

Te regalamos 30 días con 15 folios para hacer facturas y que conozcas Facturama.
Lo único que necesitas para comenzar, es tener a la mano tu RFC y un correo electrónico para probar nuestro servicio.
El correo que des de alta, es donde recibirás todas las notificaciones de tu actividad dentro de la plataforma.