La Facturación en México: de la factura de papel al CFDI 4.0

Historia de la Facturación en México

Dependiendo cuál sea tu rango generacional, recordarás los tiempos en que tenías que llenar a mano (o en tu máquina de escribir Olivetti) tus facturas y llevarlas a las oficinas del SAT. Hoy estamos tan acostumbrados a la facturación electrónica en México por resolver la emisión de comprobantes fiscales en unos clics, que casi no valoramos la comodidad que nos brinda y sus enormes ventajas.

Hagamos un breve repaso a su evolución desde esas facturas de papel al CFDI 4.0, la más reciente modalidad de los CFDI, misma que entró en vigor este 2022 y que está a casi nada de volverse obligatoria para todos los contribuyentes.

Ebook CFDI 4.0 - facturación 4.0

México, pionero en facturación electrónica – El futuro de la Facturación

Al hablar de la evolución de la facturación en México no se puede dejar de lado su comparación con el resto del mundo y su rol innovador. Y es que, como siempre, los mexicanos “nos pintamos solos” y fuimos pioneros en el continente americano en la adopción de la modalidad electrónica.

En nuestro país hace mucho se eliminó la posibilidad de optar entre la versión análoga y la moderna, siendo una obligación utilizar únicamente el modelo llamado Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI). Cabe recordar que la transición duró unos cuantos años, luego de los cuales quedó totalmente en el olvido la emisión de facturas físicas.

México, junto con Chile, fue el primer país en implementar la también llamada e-Factura en América Latina y el Caribe, hace ya más de una década. En este 2022, países como Perú apenas están anunciando su obligatoriedad.

No obstante, la situación de ciertas naciones de Sudamérica no es única. De hecho, la región latinoamericana es la más activa en nuestro continente y llama la atención que en Estados Unidos continúen con sus recibos impresos puesto que la factura electrónica apenas se incorporó este 2022 como programa piloto.

Las e-Facturas en el mundo

Mientras que en Europa se hace alarde de que el 85% de países ya usan la factura electrónica con carácter obligatorio, las autoridades mexicanas la legislaron desde los albores del nuevo milenio.

Por ejemplo, en Polonia entrará de forma obligatoria hasta 2024. En contraste, Dinamarca fue la primera nación europea en hacerlo, allá por 2005, y no fue sino hasta 2019 que esto se extendió por diversos territorios de la UE.

Precisamente, Europa y América son los dos continentes que encabezan el empleo de las e-Facturas. Aunque ya se le puede considerar una tendencia global, Asia, África y Oceanía siguen rezagados en ese sentido.

Así, si bien el continente africano se encuentra en plena modernización digital de su economía, principalmente de cara a los retos de su Agenda 2063 que persigue un ambicioso proyecto de desarrollo regional, no existe todavía un modelo predominante de facturación electrónica.

¿Cómo inició la facturación electrónica? – Primeros pasos en el CFDI

En territorio mexicano, los primeros comprobantes fiscales se emitieron en 2005. En ese entonces eran conocidos como CFD; es decir, Comprobantes Fiscales Digitales. Tiempo después, se agregó a su nombre oficial la «I» que se refiere a «Por Internet», para resultar formalmente en CFDI.

Si te parece un tanto redundante hablar de archivos digitales VS archivos electrónicos, repasemos la diferencia entre uno y otro:

  • Factura digital: es simplemente el documento que puedes almacenar en una computadora, sin enviar a un tercero autorizado para su timbrado y sellado.  
  • Factura electrónica: se envía automáticamente vía online a la figura certificadora, que la regresa ya verificada y, por ende, con validez fiscal.

¿Cómo trabaja un PAC?

Ese tercero involucrado en la facturación se encarga de asignar un Timbre o Folio Fiscal, acción que se conoce como Timbrado y que consiste en un código de registro único e irrepetible, se conoce como Proveedor Autorizado de Certificación (PAC).

También le coloca el Sello Digital, el cual sirve para autenticar el CFDI desde su origen ya que el emisor y el receptor deben tener al día sus respectivos Certificados de Sellos Digitales (CSD); si por alguna razón, por ejemplo el ser contribuyentes morosos, el SAT se los suspende, entonces el comprobante fiscal no puede ser generado.

Dicho proveedor de certificación es una persona moral que cumplió ciertos requisitos de la autoridad fiscal para fungir como intermediaria e “interceptar” las facturas durante el proceso de envío electrónico. Si todo marcha perfectamente, tanto el Servicio de Administración Tributaria (SAT), como el emisor y el receptor reciben un documento XML, junto con el PDF de soporte.  

La transformación hacia la versión electrónica – Historia del CFDI

Avanzar del CFD al CFDI requirió, entonces, el surgimiento de los PAC y la creación del archivo XML. Este XML es el que contiene la información codificada para ser leída por sistemas electrónicos. Su acompañante en formato PDF ayuda a que pueda ser leído por los contribuyentes.

Todos estos candados electrónicos, como el Sello Digital y el Folio Fiscal, son lo que garantizan la legalidad de las facturas. A diferencia de los días de las facturas impresas, ya no es tan sencillo que exista el fraude fiscal.

Principales elementos del CFDI

Lo anterior significa que el actual comprobante fiscal contiene los siguientes elementos mínimos de validación:

  • Timbre Fiscal.
  • Sello Digital.
  • Cadena original de certificación.
  • Formatos XML y PDF.  

Línea de tiempo de la e-Factura

  • 2004: El SAT creó la Firma Electrónica Avanzada (FIEL) para los usuarios. Se publica por primera vez el Anexo 20 para servir como guía de facturación.
  •  2005: Surge la primera factura digitalizada, el Comprobante Fiscal Digital (CFD) en su versión 1.0 y también nace la modalidad de facturación a través de terceros. Al cierre de ese año, suman más de 139 mil operaciones avaladas electrónicamente.
  • 2010: Comienza la versión 2.0 de CFD. La autoridad da inicio a una fuerte campaña para reforzar el empleo de la facturación electrónica. Los Proveedores Autorizados de Certificación inician sus funciones.
  • 2011: El uso electrónico es ya obligatorio en ciertos contribuyentes, dependiendo su régimen fiscal. Sin embargo, todavía este año las facturas de papel y las electrónicas son simultáneas para el resto de personas físicas o morales, quienes pueden aún elegir su favorita.
  • 2012: La siguiente versión de CFD, 2.2, arranca. Éste es el último año de vida para las facturas impresas. Internacionalmente, se reconoce a México como líder en facturación electrónica.
  • 2014: De manera oficial, deja de emplearse el CFD. Ahora sí, todos los contribuyentes deben facturar de forma electrónica. Aparece un nuevo CFDI: los recibos de nómina para empleados.
  • 2017: Las versiones de CFDI 3.2 y 3.3 conviven. La autoridad publica los catálogos del CFDI como herramienta auxiliar. Tenemos un nuevo complemento de factura: el de Recepción de Pagos.
  • 2022: Las versiones de CFDI 3.3 y 4.0 tienen un periodo de convivencia de todo el año. El cambio de versión de facturación 4.0 trae consigo otras nuevas versiones paralelas: Retenciones e Información Pagos (2.0), CFDI de Nómina (1.2), Carta Porte (2.0) y Complemento de Recepción Pagos (2.0).

Facturama ya cuenta con facturación 4.0

La nueva versión de CFDI en México comenzará de forma obligatoria el 1 de enero de 2023, pero durante 2022 ya es recomendable su empleo.

En Facturama tenemos nuestra plataforma lista para ayudarte a emitir todos los tipos de comprobantes fiscales en el esquema 4.0 de facturación. No te preocupes, utilizando nuestro sistema todo seguirá siendo tan sencillo y tan rápido como hasta ahora.

Y si aún no eres nuestro cliente, ¿qué esperas? Contáctanos hoy mismo, nuestros asesores esperan tu llamada.

Realiza tu facturación de forma amigable con Facturama

Facturama, impulsa la operación contable de tu negocio, puedes generar las facturas que necesites al momento. Solicita tu prueba de servicio ¡Totalmente Gratis!

Posted on: 28/09/2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

OBTÉN TUS 15 FACTURAS GRATIS

Te regalamos 30 días con 15 folios para hacer facturas y que conozcas Facturama.
Lo único que necesitas para comenzar, es tener a la mano tu RFC y un correo electrónico para probar nuestro servicio.
El correo que des de alta, es donde recibirás todas las notificaciones de tu actividad dentro de la plataforma.