Pago Domiciliado

«Volver al índice del glosario «Volver al índice del glosario
pago domiciliado recibo

El Pago Domiciliado es el cobro automático de servicios cargado a tu tarjeta de crédito o de débito o a tu cuenta de cheques.

¿Qué es la Domiciliación de un recibo de pago?

La Domiciliación es un beneficio bancario consistente en acordar con tu banco el pago periódico y automático de los servicios que utilizas mes con mes.

¿Qué servicios se pueden pagar de forma domiciliada?

Este tipo de pagos puede realizarse para servicios que usas en el hogar, tales como el agua o la luz. También es aplicable a otros gastos que no se relacionan con el consumo; es el caso de las aportaciones voluntarias a tu Afore, además de otros cobros financieros como puede ser la reparación de crédito.

Los servicios que puedes domiciliar son:

  1. Servicios públicos: agua potable, energía eléctrica y predial.
  2. Servicios privados: teléfono fijo, telefonía móvil, TV por cable, Internet, gas natural.
  3. Otros pagos: hipotecas, colegiaturas.

Ventajas del Pago Domiciliado

Domiciliar pagos tiene múltiples beneficios, siendo los más obvios la seguridad y la comodidad. Conoce cuáles son otras ventajas de la domiciliación:

  • Garantizas la puntualidad en los pagos (ahorrándote las filas).
  • Tendrás un gran ahorro de tiempo al tener múltiples pagos automatizados.
  • Llevarás un mejor control de tus finanzas gracias al estado de cuenta de tu tarjeta.
  • Recibirás recompensas del banco por el número de servicios vinculados a tu cuenta.
  • Descuentos de las empresas a las que pagas un servicio por realizar dicho pago por esta vía.
  • Al domiciliar un pago nunca pagarás recargos.

Recomendaciones para hacer pagos domiciliados

Por muy práctica que resulte esta solución, siempre hay una cara reversa de la moneda y puedes caer en ciertos errores comunes al domiciliar, lo cual puede llevarte a acumular cargos moratorios por liquidar fuera de tus fechas. Toma en cuenta algunos consejos para buenas prácticas:

  • Organiza bien tu presupuesto para que el servicio funcione a tu favor.
  • Siempre asegúrate de tener el suficiente saldo o límite de crédito para ejecutar el cobro.
  • Pon atención a las condiciones de tu banco, pues algunas instituciones cobran comisión.
  • Establece un tope de gastos para que los servicios de consumo irregular entren en dicho margen.
  • Nunca pierdas noción de tus gastos para evitar cualquier recargo.
  • Si la deuda rebasó el límite (monto máximo autorizado), deberás pagarla presencialmente.
  • Al solicitar reposición de plástico, debes activar este servicio en tu nueva tarjeta.
  • Cuando quieras eliminar el pago domiciliado, notifica de ello a tu banco y llena el documento correspondiente.
  • No te confíes al activar el servicio, pues no siempre el cobro automático queda activo de inmediato.
  • Evita combinar tus tarjetas de crédito para evitar confusiones.
  • Domicilia siempre a través del banco y nunca con un intermediario; con ello evitarás delitos como el robo de identidad y clonación de tarjetas.

Cómo domiciliar un recibo de pago

Para llevar a cabo el proceso que te permita realizar pagos de manera automática, debes llenar un formato (para el cual deberás tener a la mano el último recibo o factura del servicio a domiciliar) indicando lo siguiente:

  1. Nombre del proveedor del bien o servicio.
  2. Bien, servicio o crédito (ejemplo: el número telefónico).
  3. Periodicidad del pago.
  4. Nombre del banco donde tienes la cuenta a vincular.
  5. Número de cuenta (CLABE o número de la tarjeta).
  6. Monto máximo fijo del cargo autorizado.
  7. Vencimiento de la domiciliación.
«Volver al índice del glosario Posted on: 10/03/2021

OBTÉN TUS 15 FACTURAS GRATIS

Te regalamos 30 días con 15 folios para hacer facturas y que conozcas Facturama.
Lo único que necesitas para comenzar, es tener a la mano tu RFC y un correo electrónico para probar nuestro servicio.
El correo que des de alta, es donde recibirás todas las notificaciones de tu actividad dentro de la plataforma.