Tipos de factura que existen, diferencias y cuándo usarlas

tipos de factura

Efectuar una adecuada facturación y comprender las diversas modalidades de facturas es esencial para cualquier negocio, ya sea una empresa, una pyme o un trabajador autónomo. Sin embargo, ¿qué tipos de factura existen exactamente y cuándo deben ser emitidas?

En Facturama queremos solucionarte todas las dudas que tengas como contribuyente, al momento de gestionar la facturación de tu empresa. ¡Sigue leyendo!

Tipos de Facturas Vigentes en México

En México, existen varios tipos de facturas vigentes, cada una diseñada para situaciones específicas y con requisitos particulares. Vamos a conocer qué facturas existen y cuales son los datos que deben tener cada una de ellas:

1. Factura Ordinaria

Es un tipo de factura utilizada para registrar intercambios comerciales y es una de las más comunes que existen.

Se emplea para registrar transacciones comerciales habituales, como la compra y venta de productos o la prestación de servicios entre empresas o particulares.

La factura ordinaria contiene información detallada sobre la operación realizada y suele ser el principal medio para respaldar legalmente estas transacciones.

Los datos que debe tener son:

  • Fecha de expedición: Es la fecha en la que se emite la factura y se registra la transacción.
  • Nombres o razón social del emisor y del receptor: Se incluyen los nombres completos de las partes involucradas en la transacción, ya sean personas físicas o morales, así como sus respectivos números de identificación fiscal (RFC).
  • Descripción detallada de los productos o servicios: Se detallan los bienes o servicios que se han adquirido o prestado, incluyendo cantidades, especificaciones técnicas si corresponde, y cualquier otra información relevante.
  • Monto de la operación: Se especifica el importe total de la transacción, ya sea el precio de compra de los productos o el costo de los servicios prestados.
  • Detalle de los impuestos: Se desglosan los impuestos aplicables, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA) u otros gravámenes, indicando claramente el monto correspondiente a cada uno.

La factura ordinaria es un documento legalmente vinculante que se utiliza para respaldar fiscalmente las operaciones comerciales realizadas.

Tanto el emisor como el receptor de la factura deben conservar una copia de este documento para cumplir con las obligaciones fiscales y contables establecidas.

Además, la factura ordinaria proporciona un registro detallado de las transacciones comerciales, lo que facilita el seguimiento y la gestión de las operaciones financieras de una empresa.

2. Factura Rectificativa:

Este tipo de factura se usa para corregir errores o realizar modificaciones en una factura previamente emitida. Cuando se comete un error en una factura ordinaria, como un monto incorrecto, una descripción inexacta de los productos o servicios, o cualquier otro error administrativo, la factura rectificativa entra en juego para enmendar dichos errores.

Datos que debe contener:

  • Número de la factura a rectificar: Se debe incluir el número de la factura original que se está corrigiendo para establecer claramente la relación entre la factura rectificativa y la factura original.
  • Motivo de la rectificación: Se debe indicar claramente el motivo de la corrección, ya sea un error en el monto total, una descripción incorrecta de los productos o servicios, o cualquier otro motivo que justifique la emisión de la factura rectificativa.
  • Detalles de la rectificación: Se deben proporcionar detalles específicos sobre la corrección realizada, incluyendo los cambios realizados en la factura original y cualquier otro detalle relevante.
  • Importe de la rectificación: Se debe especificar claramente el importe de la corrección, ya sea positivo o negativo, para reflejar correctamente el ajuste realizado en la factura original.
  • Antigüedad de la factura rectificativa: Según las regulaciones fiscales, las facturas rectificativas deben emitirse dentro de un plazo específico, por lo general de menos de cuatro años desde la emisión de la factura original.

Es importante tener en cuenta que la factura rectificativa no anula la factura original, sino que la complementa y corrige los errores identificados.

3. Factura Recapitulativa:

Este tipo de factura se usa para agrupar varias transacciones comerciales realizadas entre las mismas partes durante un período específico, generalmente un mes.

En lugar de emitir una factura separada para cada transacción, se emite una única factura que resume y detalla todas las operaciones realizadas durante ese período.

Algunos datos que contiene son:

  • Agrupación de transacciones: Este tipo de factura incluye múltiples transacciones comerciales que han tenido lugar entre las mismas partes durante el período especificado. Estas transacciones pueden incluir ventas de productos, prestación de servicios u otros intercambios comerciales.
  • Período de facturación: Cubre un período específico, por lo general en casos como un mes calendario, durante el cual se han realizado las transacciones que se están resumiendo en la factura.
  • Detalle de las transacciones: Aunque la factura recapitulativa agrupa varias transacciones, debe proporcionar un detalle adecuado de cada una de ellas, incluyendo la fecha de la transacción, la descripción de los productos o servicios, el monto individual de cada transacción y cualquier otro detalle relevante.
  • Fecha de emisión: La factura recapitulativa se emite al final del período de facturación especificado y debe indicar claramente la fecha de emisión.
  • Requisitos fiscales: Es importante cumplir con los requisitos fiscales aplicables para la emisión de una factura recapitulativa, incluyendo la inclusión de información fiscal adecuada, como el Registro Federal de Contribuyentes el emisor y del receptor, así como cualquier otro requisito establecido por las autoridades fiscales.

4. Factura Simplificada:

Este tipo de factura se utiliza en situaciones específicas donde no se requiere proporcionar todos los detalles habituales de una factura ordinaria. Es usada principalmente en transacciones de menor valor o cuando el receptor no necesita una factura completa por razones administrativas o contables.

Contiene:

  • Información básica: A diferencia de la factura ordinaria, la factura simplificada no necesita incluir toda la información detallada sobre la transacción del producto o servicio. Por lo general, su objetivo es proporcionar los datos esenciales, como la fecha de emisión, el nombre del vendedor, el monto total y una descripción general de los productos o servicios adquiridos.
  • Ausencia de información fiscal del receptor: La factura simplificada no incluye la información fiscal del receptor, lo que significa que no se proporciona el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) del comprador.
  • Desglose de impuestos simplificado: En lugar de detallar cada impuesto por separado, la factura simplificada puede proporcionar un desglose simplificado de los impuestos aplicados, como el Impuesto al Valor Agregado (IVA), indicando simplemente el monto total de los impuestos incluidos en la transacción.
  • Uso en transacciones de menor valor: La factura simplificada es comúnmente utilizada en transacciones de bajo valor, como compras en tiendas minoristas, restaurantes o pequeñas ventas al por menor, donde el proceso de emisión de una factura completa puede resultar innecesario o poco práctico.

5. Factura Proforma:

Este tipo de factura se utiliza como una especie de presupuesto o cotización detallada de los bienes o servicios que se ofrecen a un cliente potencial. A diferencia de una factura ordinaria, la factura proforma no es un documento fiscalmente vinculante ni genera compromiso de pago por parte del cliente.

En cambio, sirve como un estimado de costos y condiciones para una transacción potencial.

Contiene:

  • Oferta comercial preliminar: Detalla los productos o servicios ofrecidos, junto con sus precios unitarios, cantidades, y cualquier otro detalle relevante. Es útil en situaciones donde se necesita proporcionar una estimación de costos antes de que se realice la transacción.
  • No es legalmente vinculante: A diferencia de una factura ordinaria, la factura proforma no crea una obligación legal de pago por parte del cliente.
    Es simplemente una propuesta preliminar que presenta los términos y condiciones de la transacción, pero no tiene valor contable ni validez fiscal.
  • No se numera ni se firma: La factura proforma no lleva un número de factura secuencial como las facturas ordinarias, y generalmente no se firma ni se sella. Esto refuerza su naturaleza preliminar y no vinculante.
  • Fecha límite de vigencia: Suele incluir una fecha de vencimiento o una fecha límite de vigencia, después de la cual la oferta puede caducar y ser sujeta a cambios en los precios o condiciones.

6. Factura electrónica

Este tipo de factura es un documento fiscal digital que se utiliza para respaldar transacciones comerciales. En lugar de imprimirse en papel, se genera y almacena en formato electrónico, lo que facilita su emisión, recepción y almacenamiento.

Este tipo de factura cumple con todos los requisitos legales y fiscales establecidos por las autoridades pertinentes y se emite mediante un proceso automatizado, generalmente utilizando software especializado.

La factura electrónica proporciona una forma eficiente y segura de documentar las operaciones comerciales, reduce el uso de papel y facilita la gestión contable y fiscal para las empresas.

7. Carta Porte

La carta porte es un documento utilizado en el transporte de mercancías por carretera, mar o aire. Sirve como comprobante del contrato de transporte y contiene información importante sobre la carga, el origen y el destino, así como los términos y condiciones del transporte.

Es obligatorio en México cuando se trasladan mercancías por carretera en vehículos de carga, especialmente cuando se superan ciertas distancias o se utilizan ciertos tipos de vehículos.

La carta porte ayuda a regular y facilitar el transporte de mercancías, proporcionando un registro oficial de la carga y los términos del contrato de transporte.

8. Factura de venta

Este tipo de factura es emitida por un vendedor para respaldar la compraventa de bienes o servicios a un cliente. Contiene detalles como la fecha de la transacción, los nombres del vendedor y el comprador, una descripción de los productos o servicios vendidos, el precio unitario, el monto total y cualquier impuesto aplicable.

Es crucial para llevar un registro preciso de las ventas y para cumplir con las obligaciones fiscales.

9. Factura por honorarios

La factura por honorarios es un tipo de documento utilizado por profesionales independientes, como abogados, médicos, contadores, consultores, entre otros, para facturar los servicios prestados a sus clientes.

Esta factura detalla los servicios realizados, la cantidad de horas trabajadas (si corresponde), las tarifas por hora o por proyecto, y cualquier otro costo adicional. Es esencial para gestionar los ingresos y cumplir con las obligaciones fiscales del profesional.

10. Factura de arrendamiento

Es un comprobante emitido por un arrendador para confirmar el pago de la renta de un bien inmueble por parte del arrendatario.

Contiene información como la fecha de la transacción, los nombres del arrendador y el arrendatario, la dirección del inmueble arrendado, el monto de la renta y cualquier otro cargo o deducción aplicable.

Esta factura es importante para documentar los pagos de alquiler y mantener un registro claro de las transacciones de arrendamiento.

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de facturas vigentes en México, cada uno con sus propias características y usos específicos. Es importante comprender las diferencias entre ellos para cumplir adecuadamente con las obligaciones fiscales y comerciales.

Posted on: 01/05/2024

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OBTÉN TUS 15 FACTURAS GRATIS

Te regalamos 30 días con 15 folios para hacer facturas y que conozcas Facturama.
Lo único que necesitas para comenzar, es tener a la mano tu RFC y un correo electrónico para probar nuestro servicio.
El correo que des de alta, es donde recibirás todas las notificaciones de tu actividad dentro de la plataforma.